En el lugar más emblemático de la ciudad, en el barrio de la Viña de Cádiz, Madre Encarnación comenzó la Misión que Dios le encomendaba, obra que le inquietaba y único motivo de su existencia.

Instruir, educar e incluso buscar el alimento diario de aquellas niñas necesitadas, era su única preocupación.

   El nº 11 de la calle Consolación, fue su primera escuela, allí al compás del rumor de las olas de la Caleta  y en su comunicación con Dios en la contemplación inigualable de sus atardeceres...se fue fraguando el sueño que una y otra vez le ocupaba su mente.

   Aquellas hijas de los pescadores de la Caleta, iban a ser las primeras privilegiadas de su cariño, de su entrega, de su acogida, de su amabilidad y ternura.

   En este entorno donde se palpa, se mastica la sal, la alegría y la sencillez, ingredientes muy importantes, no podía ser mejor marco para esta obra.

   Ella supo hacer uso de ellos,  para mezclar estos otros aditivos indispensables en la vida de estas niñas y jóvenes  como es: la educación, los conocimientos, los valores humanos y cristianos... y todo bajo la protección de María, Madre del Buen Pastor, cuya devoción había difundido en el siglo anterior, el Beato Diego José de Cádiz.

   Y en la Iglesia de Capuchinos y como telón de fondo "Los desposorios de Santa Catalina" de Murillo, comenzó esta ANDADURA.

 


HH. TT. Franciscanas del Rebaño de María.
Casa General
Calle Costa Rica nº 5. 11004 - Cádiz
Teléfonos: 956-213321 / 956-211856. Fax: 956-213321
Correo electrónico: tfranciscanasrm.gen@confer.es
Realizado por: L. Prieto

contador de visitas